Verano en Ordesa y Monte Perdido, un plan de 100

| Destinos para ir con niños | 4 junio, 2018

Este año se cumple el centenario de la declaración como Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Además, con la llegada del buen tiempo y del calor de verano uno de los planes más interesantes es disfrutar de la montaña y de su entorno rural. El parque está en el corazón del Pirineo aragonés y ofrece un amplio abanico de posibilidades para aprovechar los días de descanso al máximo. Sobre todo para ir con niños y en familia.

En 1918 el rey Alfonso XIII declaró bajo el nombre de “Valle de Ordesa” al que hoy se conoce como Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Un lugar que cumple 100 años de historia dentro de esta prestigiosa lista, pero que es el segundo parque nacional por antigüedad en España. El decano de todos ellos es el Parque Nacional de Picos de Europa, en Asturias. Meses antes, también en aquel 1918, fue nombrado como Parque Nacional de la Montaña de Covadonga.

Ordesa y Monte Perdido, que se encuentra en el Pirineo de la provincia de Huesca, cuenta con otros reconocimientos naturales. En 1977 fue declarado Reserva de la Biosfera y 20 años después también fue reconocido como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Actualmente la extensión del parque abarca 15.600 hectáreas.

Alojamiento, ocio y descanso en Ordesa y Monte Perdido

Existen diversas actividades para hacer en el entorno del parque nacional. Senderismo, rutas por la naturaleza o excursiones en torno al río Bellos. Entre todas las activiades que se pueden hacer en Ordesa y Monte Perdido destacan las zonas del Cañón de Añisclo y la Pradera de Ordesa, lugares por donde se pueden hacer rutas y excursiones para disfrutar de la naturaleza.

El Cañón de Añisclo tiene su particular encanto en la Ermita de San Úrbez y en el curso del río Bellos. Además, a través de varios caminos se puede llegar a pueblos como Nerín y Sercué. En total estos recorridos pueden llegar a durar hasta tres horas. Aunque desde la entrada al cañón hasta la Ermita de San Úrbez se puede llegar en una hora caminando. Muy cerca del entorno que rodea al Cañón de Añisclo destacan varios alojamientos. Las Casas Rurales de Ordesa y las Casas La Ribera están a 10 minutos en coche, mientras que los Apartamentos Puerta de Ordesa distan 13 minutos.

Casas rurales cerca del Cañón de Añisclo

Casas Rurales de Ordesa cuenta con acceso a internet, zona de spa, jacuzzi, piscina climatizada, barbacoa, jardín y, por supuesto, una zona de juegos para niños. Sin duda, ofrece un bienestar en pleno corazón de la comarca de Sobrarbe, en Huesca. Sus casas son entre dos y nueve plazas y su construcción típica son la piedra y madera.

Casas de La Ribera también tiene acceso a internet, barbacoa y jardín. Ofrece habitaciones para dos personas, cuatro, ocho e incluso 20 huéspedes. Su amplio jardín es un lugar óptimo para que los niños jueguen y corran en libertad.

Apartamentos Puerta de Ordesa ofrece servicios como zona de juegos para niños, spa, jacuzzi, barbacoa, jardín, acceso a wifi y aire acondicionado. Además, es una casa rural donde admiten mascotas en sus instalaciones. La capacidad de las habitaciones oscilan entre dos y ocho personas.

Por otra parte, la Pradera de Ordesa da acceso al corazón del Parque Nacional. Todo ello está custodiado por el río Arazas, que forma un inmenso valle a lo largo de su cauce. Remontando dicho valle se llega al Circo de Soaso, donde se encuentra la Cascada Cola de Caballo. En definitiva, es un entorno por el que durante varias horas de recorrido se pueden conocer maravillas de la naturaleza, que harán de la visita a este parque nacional centenario un recuerdo inolvidable. Cerca de los accesos a la Pradera de Ordesa se encuentran dos casas rurales de calidad. Casa Juaneta y el Balcón del Pirineo Rural. En coche se encuentran a 22 minutos y a 27, respectivamente, de la entrada a la Pradera de Ordesa.

Casas rurales cerca de la Pradera de Ordesa

Casa Juaneta, que se encuentra cerca de la localidad de Broto, cuenta con servicios como barbacoa, piscina, jardín y zona de juego para niños. La casa rural se divide en tres plantas. Las dos primeras plantas son habitaciones para cuatro personas, mientras que la última es para ocho huéspedes.

El Balcón del Pirineo Rural cuenta con conexión wifi, cocina, barbacoa, jardín, cocina, jacuzzi y zona de juegos para niños. Sus habitaciones pueden alojar de dos a cuato personas y en la mayoría hay un jacuzzi o una bañera de hidromasaje para alcanzar una relajación total. El Balcón del Pirineo se encuentra en la localidad de Bueso.

Añadir comentario