Las aguas tranquilas de la Costa Brava

| Hoteles con promociones y ofertas | 23 abril, 2014

Aparthotel Tossa Park. Irconniños.com

Estudios y apartamentos son la opción preferente de los que se inclinan por alternar las salidas gastronómicas y nocturnas en su destino de vacaciones con una vida lo más hogareña posible, en que horarios, comidas y costumbres se mantienen como a uno le gusta. Aunque seguro que se añada alguna de más ¡como una buena siesta! Para estos casos, y viajando en familia, absolutamente recomendado el Aparthotel Tossa Park, muy bien gestionado y atento a las necesidades de los que se mueven con niños.

Está muy bien ubicado en una zona tranquila, a pocos metros de la playa y del centro de Tossa de Mar, en la Costa Brava. Todos los estudios y apartamentos tienen balcón con vistas a la piscina y al jardín y reciben sol directo hasta caer la tarde, como tiene que ser en la costa mediterránea. Algunos de ellos están habilitados para minusválidos. Tienen aire acondicionado, para que tú decidas a qué temperatura quieres vivir el verano, y cocina equipada para que disfrutéis de buenas comidas (ese arte es ¡lo único que lleváis puesto! ; ). Se puede contratar un servicio de limpieza diaria y la media pensión, que es bufé libre y se sirve en otro hotel de la misma cadena, a cien metros. Además, un hijo menor de 2 años no paga. Con el Paquete Familiar, todos los hijos menores de 11 años, tampoco. E incluye entre sus servicios un programa de animación infantil.

La misma playa de Tossa de Mar o playa Grande es ideal para pasar el día. Pero si buscáis alejaros un poco o variar, las más recomendadas para ir en familia son la de Es Racó, justo al otro lado de las murallas que la cierran por su derecha, y Sa banyera de ses dones, más al norte, cuyo nombre ya deja bien claro que es un remanso de aguas tranquilas. Pero esta población, que es un bonito puerto entre escarpadas montañas, es perfecta para subirse a un barco de fondo de cristal desde el que disfrutar de su fondo marino, e incluso entrar en alguna cueva. Podéis moveros entre estas playas con el trenecito, y deteneros en alguno de los parques y columpios del pueblo.

Y por supuesto, tenéis que adentraros en el recinto amurallado que defendió en su día de los piratas a sus habitantes. Calles estrechas, antiguas casas de piedra, restos arqueológicos, vistas sobre el mar, la calma del verano, conversaciones de toda la vida, aromas de cocina ampurdanesa y de mar… déjate llevar por tus instintos, que Tossa de Mar no te defraudará.

  

428 personas lo han visto, 1 hoy

  

Añadir comentario